Las cocinas abiertas e integradas al salón son tendencia. No hay que tener miedo a eliminar algún tabique para tener un espacio abierto, funcional, luminoso y atractivo. A continuación, te mostramos las razones para integrar la cocina al salón. Integrar la cocina al salón nos ofrece más comodidad y estilo. Las cocinas abiertas son más funcionales y ofrecen más posibilidades que las cocinas cerradas.

El “concepto abierto” es perfecto para las casas pequeñas. Unir las cocina y el salón es un gran recurso para conseguir un espacio diáfano y personalizado. Existen muchas razones para integrar la cocina al salón que a continuación te desvelamos.

  • Sensación de amplitud visual: Una de las principales razones para integrar la cocina al salón es conseguir un espacio más amplio. Con esta solución se consigue una mejor distribución del espacio, sobre todo en las viviendas reducidas. Apuesta por los tonos claros para conseguir un ambiente espacioso, cálido y limpio. Cuando se opta integrar la cocina al salón, las islas y barras funcionan muy bien como elementos separadores y delimitadores de los dos ambientes.
  • Mayor iluminación y luminosidad: La mayoría de las cocinas convencionales no gozan de mucha luminosidad. Las entradas de luz natural suelen venir de patio de luces y de pequeñas ventanas. En cambio, el salón es una de las estancias de la casa que suele tener más iluminación gracias a grandes ventanales, salidas a terrazas, balcones…Al integrar la cocina al salón se conseguirá un espacio abierto donde la luz natural llegue a todos los rincones y habrá una mayor ventilación. Además, puedes convertir la cocina en un espacio más funcional y acogedor. Con esta solución se genera un ahorro energético al disminuir el consumo de electricidad.
  • Comunicación e interacción: Unir cocina y salón aumenta las posibilidades de comunicación e interacción entre los miembros de la familia, con los amigos… Podrás realizar actividades como vigilar a los niños mientras juegan, ver la tele, oír música. Contarás con infinidad de posibilidades de socializar mientras preparas la comida o la cena. Mantener el mismo diseño, estilo y colores será la clave para asegurar una perfecta integración de los dos ambientes. Puedes integrar los electrodomésticos en el mobiliario de cocina para un resultado más estético.
  • Eliminar pasillos: La mayoría de las distribuciones actuales contemplan las cocinas abiertas al salón. Se debe por un lado a nuestra nueva forma de habitar e interactuar, donde los espacios sociales han ganado protagonismo. Por otro lado, el avance de las campanas extractoras han reducido de manera notable las molestias de olores y humos. La cocina integrada en el salón ofrece mayor funcionalidad a los espacios, eliminando pasillos y zonas muertas, maximizando la difusión de la iluminación natural.
  • Aporta estilo y diseño: Integrar la cocina al salón no solo te ofrece soluciones prácticas y funcionales, también te ofrece la posibilidad de dar un aire más actual y moderno a este espacio de la casa. Podrás redistribuir el espacio según tus necesidades para contar con una mejor distribución del espacio. A veces la eliminación de tabique o armarios puede ser parcial, conserva algunos elementos que te ayuden a dar la sensación de ambientes distintos y diferenciados.

¿Qué te han parecido estas razones para integrar la cocina al salón? Sin duda tiene muchas ventajas que ofrecer: desde conseguir un espacio abierto más amplio, con mayor luminosidad y una decoración más moderna y funcional.